Cargando...

Primer capítulo El vals de la soledad

EL VALS DE LA SOLEDAD

CAPÍTULO 1

Hay algunos pobres de espíritu que temen hablar de los escondrijos del ser humano y, más aun, con mágico respeto si se trata de los muertos. Se les olvida que a éstos les encantaría saber que los vivos se ocupan de ellos, que los reviven, sea para el elogio, la disección o la censura.

Desde donde estoy sentado, puedo contemplar la calle y apreciar el discurrir de un día corriente de la gente que va pasando, con el único rumor de sus propios problemas, ignorando los ajenos e intentando pasar desapercibidos ante la mirada de un mudo testigo, el cual apenas tiene fuerzas para hacer elucubraciones de lo que sucede más allá del cristal que les separa.

La fuerza de mis pensamientos hace que apenas pueda dormir. Me gustaría poder poner en claro todas las secuencias de una película que, en ciertos momentos, he presenciado más como mero espectador que como protagonista. En ocasiones, la fuerza de los acontecimientos nos supera y nos atropella, con tanta brutalidad que apenas podemos reaccionar, y una vez que sucede, no hayamos palabras para poder relatarlo. En un cajón, debajo de la diáfana mesa que hay frente a la ventana, he encontrado un cuaderno y un lápiz, quizás ha llegado la hora de tratar de buscar esas palabras para poder relatar todo lo sucedido. Lo haré de la única forma que soy capaz de hacerlo, escribiendo. Esta es la historia: Leer más