David Casado Aguilera

Home / Opinión / Libro electrónico versus libro de papel

Libro electrónico versus libro de papel

El debate entre el libro electrónico y el libro en papel, es una dicotomía que en los últimos años está cada vez más presente entre la gente a la que le interesa la lectura, ya sea por un interés pasional o por un interés comercial. La presencia del libro electrónico es cada vez más apremiante, los porcentajes de venta suben como la espuma, especialmente en EEUU, país, que como todos sabemos, tiene un “efecto contagiador” al resto del mundo nada despreciable.

Hoy he estado leyendo a este respecto, un interesante artículo escrito por Alejandra Crespo Martínez, profesora de literatura, en el que ofece datos y sobre todo una valorable opinión sobre esta lucha fatricida. En muchos aspectos estoy de acuerdo con ella, la presencia del libro electrónico es ya imparable, en otros no, no creo que el libro en papel desaparezca hasta reducir su presencia a “rarezas” de coleccionista, tampoco estoy de acuerdo en la afirmación categórica de que el vinilo ha desaparecido en contraprestación con el cd, el vínilo está en auge, sería una comparación válida si al papel del vinilo le otorgara un mayor valor, como creo que lo tiene el soporte en papel de los libros.

Creo que convivirán ambos formatos, al menos en los próximos años, siendo eso sí, el libro electrónico de mayor peso, especiamente para el consumo rápido. Es probablemente más práctico, más ligero, más manejable, más ecológico…pero que duda cabe que para los románticos, siempre será mayor el placer de poder pasar las hojas de un libro recién comprado, escuchar como crujen las hojas de un libro añejo, o como huelen esas mismas hojas amarillentas por el implacable paso del tiempo. Aunque ahora que nombro el paso del tiempo, hay libros que tienen centenares de años, excelentemente conservados, y me asalta una duda: ¿alguién piensa que un ebook puede durar tanto? obviamente no, al fin y al cabo hablamos de soportes, y en concordancia con el artículo, lo que importa realmente es el contenido, muy por encima del continente o soporte. Lo sustancial es lo que se dice, las letras, las frases, las ideas que se plasman.

Son muchas las pequeñas librerías que van desapareciendo de nuestros barrios, ese librero culto y preparado que parecía conocer todos los libros del mundo ya es una especie en peligro de extinción, ahora sustituidos por jovenzuelos con peinados imposibles y pircings que como mucho sabrán recomendarte el último libro de Ken Follet o Dan Brown. Las tiendas serán virtuales y nuestras bibliotecas cabrán en un ordenador o dispositivo.

Los tiempos cambian y como todos los cambios provocan opiniones para todos los gustos, pero los cambios continuan su marcha. El libro electrónico ha venido para quedarse y se ha de convivir con él. Probablemente acabe sucumbiendo a su fórmula y me compre un ebook, pero para disfrutar de la lectura, nada como notar en el tacto en mis dedos al paso de las hojas, en mi sofá favorito, o entrar en una tienda en la que se acumulan los viejos volúmenes para impregnarme de un olor, que quien sabe si pasara a un rincón de mi memoria, al igual que el aroma de los guisos de mi abuela.

Puedes leer aquí el articulo de Alejandra Crespo Martínez en Revista de Letras

3 thoughts on “Libro electrónico versus libro de papel”
  1. Robert Octubre 14, 2011 on 9:40 am Responder

    Interesante artículo, me ha gustado. Tengo que decir que, yo no es que sea un devorador de libros, pero bueno algunos si que me voy leyendo. La diferencia ha sido notable cuando adquiri mi ebook, el simple hecho de poder adquirir un libro al instante, poder llevar encima cuantos desees de diferentes temáticas y la usabilidad que tiene, (como luz nocturna, control del tamaño de la letra, marcadores, etc..), dejando sentimentalismos a parte y olores de hoja entrañables… para mi le da 1000 vueltas al tradicional. Y únicamente me refiero a usabilidad.
    Un Abrazo.

    • admin Octubre 14, 2011 on 11:04 am Responder

      Muchas gracias Robert. Está claro que el libro electrónico es una realidad y no hay que darle la espalda, mi opinión es que ambos formatos pueden convivir tranquilamente y que ya sea el usuario el que elija. Lo importante es que se lea, sea sobre el soporte que sea.
      Un abrazo
      David

  2. manzanerame Diciembre 6, 2011 on 6:11 pm Responder

    El libro electrónico avanza y avanzará con fuerza en la lectura de novelas. Es cuestión de tiempo. El gran reto es conseguir una solución tecnológica para el libro técnico y de estudio. Con el tiempo llegará. Hará falta más pantalla, menor coste y más interactividad con el usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To get the latest update of me and my works

>> <<